viernes, 3 de febrero de 2017

Susúrrame, háblame, grítame.
No me mantengas en este silencio aturdidor, que aunque lo niegue, necesito oirte.

Empújame, golpéame, entiérrame.
No me encierres en esta ausencia persistente, que aunque lo niegue, necesito sentirte.

Atrápame, átame, enciérrame.
No me des esta libertad presidiaria, que aunque lo niegue, necesito pertenecerte.

Detéstame, ódiame, despréciame..
No me abandones en esta soledad perpetua, que aunque lo niegue, necesito saber que existes.

Dáñame, lacérame, mátame.
No me olvides en esta incertidumbre maquiavélica, que aunque lo niegue, necesito amarte.





1 comentario:

Shadow dijo...

Hola, te invito a esta página donde ayudaras a visitar otros blogs y visitaran tambien el tuyo: https://sharkvisitors.000webhostapp.com